La seguridad es el principal hilo conductor en el trabajo de Cambridge English. Ofrecer la máxima seguridad en los exámenes es algo que nos tomamos realmente en serio y este concepto va más allá que el hecho de establecer avanzados procesos tecnológicos el día del examen (aunque esto sea también muy importante).

Adoptamos un enfoque completo que abarca desde los pasos previos al examen hasta el momento de la prueba y los días posteriores.

¿Qué sucede antes del examen?

Cuando una organización solicita convertirse en un centro examinador de Cambridge English, adquiere el compromiso de conseguir los más altos estándares de calidad.

Para ello, realizamos una serie de comprobaciones previas con el objetivo de estar seguros de la viabilidad del proyecto, pedimos la presentación de un plan integral de la administración de los exámenes y la atención al candidato y nos aseguramos que el centro cuente con las instalaciones necesarias para llevar a cabo exámenes seguros y para almacenar convenientemente material confidencial.

¿Y el día del examen?

También tomamos medidas proactivas para comprobar la seguridad del centro en el día del examen. Esto incluye acciones como tomar fotografías de los candidatos cuando llegan y confirmar sus identidades. Estas pruebas fotográficas se han manifestado muy exitosas y se usan, por ejemplo, para tareas de verificación en el Home Office.

Otros procesos que pedimos a nuestros inspectores es que incluyan sistemas de control de identidad, que retiren los teléfonos móviles y que en las paredes no aparezca ningún material de ayuda. También comprobamos que las mesas están separadas un mínimo de 1,25 metros (sí, pedimos a los inspectores que tomen las medidas).

Cambridge English First - IML Granada 2013

Los vigilantes y supervisores están presentes en nuestras sesiones de examen y reciben una formación anual para ello.

 El proceso no termina una vez finalizado el examen

Todas estas medidas se ponen en marcha para prevenir trampas en los exámenes, pero la seguridad efectiva tiene que combinar lo visible con lo invisible y es aquí donde nuestro trabajo entre bambalinas es realmente efectivo. Antes de que los candidatos reciban sus puntuaciones, se realizan análisis estadísticos rutinarios para identificar cualquier anomalía en los resultados.

Hay numerosas técnicas estadísticas que pueden ser utilizadas para detectar irregularidades en los test. Por ejemplo, investigadores expertos en Cambridge pueden detectar puntuaciones inusualmente altas o patrones similares en una o más habilidades. Esto nos da la oportunidad de señalar cualquier problema, por lo que podemos llevar a cabo nuevas investigaciones.

Juliet Wilson, Director of Network Services Cambridge EnglishJuliet Wilson, Director of Network Services en Cambridge English Language Assessment comentó: “A menudo me preguntan ¿cuál es la mejor manera para detectar las malas prácticas?. No es sencillo hablar de un único método. Lo importante es no ser complaciente y permanecer siempre alerta, ya que las amenazas continúan evolucionando y es difícil encontrar una única medida que proporcionará la solución definitiva.

Por esta razón, debemos permanecer un paso por delante y revisar y explorar constantemente las nuevas tecnologías para ayudarnos a continuar combatiendo los intentos de tretas y engaños”.

CAMPUS VIRTUAL